CURSO DE MÚSICA ANTIGUA

DE ENTRE TODAS LAS CATEDRALES ESPAÑOLAS DE LOS SIGLOS XVI Y XVII, la Catedral del Salvador, La Seo, de Zaragoza cuenta entre los responsables de la música, que servían al Cabildo Metropolitano de la citada Catedral, con una serie de numerosos compositores, organistas y ministriles que conformaron lo que numerosos musicólogos e intérpretes especializados, que han revivido las obras instrumentales, han venido en denominar “LA ESCUELA DE ÓRGANO DE LA SEO DE ZARAGOZA”.

La cuadragésima segunda edición del Curso Internacional de Música Antigua de Daroca quiere dedicar su programación musical a esta insigne Escuela, conformada fundamentalmente por músicos prestigiosísimos en su momento, quienes fueron encabezados por Sebastián Aguilera de Heredia (1561-1627), gran polifonista y famoso autor de varias colecciones de Magnificat en los ocho tonos, impresas en Zaragoza en 1618 por Pedro Cabarte en una lujosa edición, y que se extendieron, tanto en el espacio como en el tiempo, como obras esenciales para las liturgias de las catedrales en la península y en los reinos de ultramar, además de otras obras instrumentales especialmente interesantes por su enorme parentesco con la práctica instrumental de los ministriles.

Tras Aguilera fue Jusepe Ximenez (1600-1672), “insigne organista y ejemplar sacerdote»…, y alumno preferido del maestro, quien continuó este grupo de artistas. De él se conservan veintisiete obras, entre las que caben destacar dos Batallas de Sexto Tono que, con un especial carácter, imitan sonidos, fanfarrias y ritmos propios de una auténtica batalla, sin descuidar los valores musicales, y que se cuentan entre los primeros ejemplos de esta forma musical organística.

Fue Andrés de Sola (1634-1696), sobrino de Jusepe Ximenez, quien recogió con respeto y admiración el magisterio del gran maestro Aguilera de Heredia, tal y como queda patente en su Tiento de Cuarto tono, cuya primera sección es una reproducción de un Tiento de Falsas del citado maestro, sorprendiendo con un brillante final que llama al uso de la magnífica y sonora lengüetería española de reciente invención en el periodo en el que ejerció su magisterio. El último de estos maestros fue Sebastián Durón (1660-1716) discípulo de Andrés de Sola, que tras su paso por algunas Catedrales españolas, comenzando en La Seo zaragozana, fue nombrado posteriormente maestro de la Real Capilla y director de la Real Escuela Coral, siendo muy significativa su producción en el ámbito teatral y denominado por sus contemporáneos como milagro de su tiempo…

En el escaso corpus organístico que nos ha llegado, cabe destacar la pieza para órgano: Gaitilla (Tocata) de mano izquierda, en la que a través de su especial estructura, se puede reconocer la influencia de la praxis de las capillas musicales catedralicias. Por todo ello, invitamos a cuantos participan en este Curso, tanto profesores como alumnos, den sonido y saquen a la luz todas estas magníficas músicas de este período entre los siglos XVI al XVIII, incluyendo no solo las de los citados maestros, sino todas aquellas que son contemporáneas a este tiempo.

José Luis González Uriol

Los instrumentos, los profesores, los colaboradores y los seminarios son:

Descarga el programa y el listado de alojamientos: